Miembros de la Asociación Española para la Prevención del Acoso Escolar y de Cruz Roja Juventud impartieron un taller para dotar a padres y docentes de herramientas y conocimientos con los que prevenir el acoso escolar y las conductas asociadas al bullying​.

La sede de Cruz Roja Española en Burgos ha acogido este sábado el ‘Taller de acoso escolar para familias y agentes educativos con la Asociación Española para la Prevención del Acoso Escolar’ en el que participaron una treintena de docentes y personal interesado. En el mismo estuvieron presentes miembros de AEPAE para poner sobre la mesa algunas técnicas y actividades que ayudan a aminorar las consecuencias del acoso tanto en niños como en adolescentes tanto en las aulas como en otros entornos.

Aunque la mayor parte del trabajo de Aepae y Cruz Roja Juventud se centra en la prevención del acoso escolar, los profesionales recordaron que «hay que activar el protocolo en cuanto se da un caso de acoso». El camino a seguir se inicia avisando de lo que ocurre al centro o al tutor y en el caso de la víctima, recabando todas la pruebas posibles de ese acoso. Así, es el centro quien se encarga de intentar reconducir el posible caso de acoso, valorando la actitud del acosador, y tomando las medidas necesarias. «Si falla ese canal, llegaríamos a la Inspección de Educación, y de ahí a la denuncia», explicó Millán.

Mientras las soluciones llegan es fundamental que los alumnos acosados tengan las herramientas necesarias para defenderse en una situación de acoso y ahí entran en juego actividades como la autodefensa o el teatro corporal. Los expertos recuerdan que es clave «poner freno al acoso escolar» para evitar que «se arrastre hasta la edad adulta con patrones que luego pueden volver a sufrir en su entorno laboral».

Pin It on Pinterest