El acoso escolar y el dolor del mundo

Parte IV – La familia

Este artículo forma parte de la experiencia ficticia de Martín, que reúne experiencias reales con las que AEPAE se ha enfrentado durante su larga trayectoria dedicada a la prevención y la erradicación del acoso escolar.

Estás volviendo marica a nuestro hijo. Le sobreproteges y le mimas demasiado. Deja de meterle chorradas en la cabeza. Eso del amor universal es para los débiles. Mírame a mí y a donde he llegado, director comercial de la empresa.

AEPAE

No me digas lo que tengo que hacer, nuestro hijo es todo corazón. Podría ser un líder. Lo noto y sé que tú también. Pero para ti es más cómodo no reconocerlo. Tu éxito se basa en el miedo y no en el respeto. En tu empresa no te aprecian. Tan solo te temen. Te lo he dicho muchas veces. No todo es el dinero y los beneficios.

Le has hecho débil y dependiente, con tus besos y arrumacos. Y con ese gusto excesivo por la poesía y por el arte, parece afeminado. Por eso no encaja en el colegio. Por eso se meten con él.

Se meten con él porque es especial. Generoso y también valiente. No voy a permitir que le hagan daño por ser extraordinario. Anteayer volví a hablar con su profesor y le dije que tenía que intervenir rápidamente. Que el maltrato no había parado y que cada día le hacen más daño.

Hijo, ¿cómo te ha ido hoy en el colegio?

Bien mamá, como siempre.

Te veo triste hijo. ¿Te han vuelto a molestar?

Solo un poco mamá. No te preocupes.

Han vuelto a molestar a nuestro hijo. Hay que hacer algo. No podemos permitirlo. Está sufriendo y tenemos que ayudarle.

Estás exagerando. No es para tanto. Que espabile que eso le hará más fuerte.

No estoy de acuerdo. No tiene por qué sufrir. Eres su padre y necesita tu apoyo. Decirle que aguante y que se defienda pegándoles más fuerte no es la solución.

Mamá ya no puedo más

Que te pasa hijo, ¿por qué lloras?

Me han bajado el pantalón en el gimnasio y me han empujado contra la taquilla.

¿Quién ha sido?

Los de siempre, Jaime y sus amigos

Déjame verte. ¿Dónde te han golpeado?

Aquí. En la parte de atrás de la cabeza

Tiene un chichón grandísimo. Coge tu abrigo que nos vamos al médico.

Quiero hablar con el director del colegio. He llamado por teléfono y me está esperando en su despacho.

Siga por este pasillo y la última puerta a la izquierda.

Hola soy la mamá de Martín. He llevado a mi hijo al médico y este es el parte de lesiones. Llevo seis meses avisándoles de que están maltratando a mi hijo y ustedes no hacen nada.

Si hacemos. Su tutor está vigilante y nos dice que no es para tanto.

¿Cómo que no es para tanto? Le pegan y le insultan casi todos los días. No me voy a marchar hasta que me diga que va a hacer.

Tranquilícese, vamos a abrir el protocolo de actuación.

¿Cómo? ¿Me dice que va a abrir el protocolo de actuación el 15 de mayo, cuando solo falta un mes para finalizar el curso? ¿Por qué no se ha abierto antes? Cómo le vuelvan a hacer daño a mi hijo, les denuncio.

Cariño tenemos que hablar. Llevamos seis meses avisando al colegio de que maltratan a nuestro hijo y ayer le volvieron a agredir. Vamos a aguantar hasta finales de curso y el próximo año cambiamos a Martín de colegio.

Si. Creo que como están las cosas, es la mejor opción posible.

Así están las cosas.

El acoso escolar y el dolor del mundo

Parte I
La víctima

El acoso escolar y el dolor del mundo

Parte II
Los compañeros

El acoso escolar y el dolor del mundo

Parte III
El colegio

Enrique Pérez-Carrillo de la Cueva
Presidente de AEPAE

Pin It on Pinterest