Llegó el último día de campamento y la partida hacia sus hogares después de pasar una experiencia inolvidable. También de enfrentarse con sus miedos y sus fantasmas en el examen final en role-playing, en el que reproduciríamos una situación de acoso en sus cuatro fases: defensa ante una agresión verbal, una amenaza, una intromisión en el espacio personal y una agresión física.

AEPAE - V Campamento "Generando confianza" - Yo soy

El día comenzó con la levantada. Esta vez era mi turno. Con la canción motivadora “Eye of the tiger”, de la película Rocky, fui pasando por cada habitación para iniciar la jornada de una manera épica y optimista. Había que subirles la energía después de una semana muy intensa. El último esfuerzo para empoderarse y conquistar su propia vida.

Bajamos al comedor para el último desayuno y dejamos unos minutos para prepararse para la sesión de repaso del protocolo de defensa de la integridad física, que tendrían que aplicar en el examen. Un poco de inquietud y nervios en los rostros, pero en el fondo estaba la confianza y la valentía adquiridas durante la semana.

Comenzó el examen, Antonio y yo nos íbamos turnando para mantener la energía alta y poder recuperarnos de la intensidad del ejercicio. Iban saliendo de uno en uno y de una en una. Con el corazón encendido y con la determinación en sus miradas. Ya no había miedo ni indefensión. Solamente valentía y afrontamiento. Abrazos al final de cada ejercicio y los ojos húmedos de la emoción.

Una vez terminado el examen hicimos la ceremonia de entrega de diplomas e imposiciones de la chapa de nuestro erizo Erik, símbolo de la asertividad que enseña AEPAE con su ya famoso lema “Generando Confianza”. Pacheco fue el maestro de ceremonias y les realizaba una última pregunta: ¿Prometes ser valiente y no permitir el acoso escolar? Respondieron con su verdadera voz: potente y firme, con el cuerpo vertical y la mirada sostenida, mostrando su actitud asertiva. Habían pasado del “No soy nada” al “Yo soy”. Aceptando sus debilidades y sus fortalezas y entendiendo que son únicos, y tan valiosos como esa piedra que se cree carbón y después de pasar por una presión insoportable se convierte en diamante.

Una vez realizada la ceremonia y tras abrazos y confidencias, subieron a hacer las maletas y nos pusimos a comer, que enseguida empezarían a llegar las familias a recogerles, porque la semana terminaba.

Comenzaron a llegar las familias, que fueron pasando, de una en una, a una breve reunión con Goyo y conmigo en la sala de las asambleas, para mostrarles el vídeo del examen de su hijo o hija, comentarles como había ido la semana y transmitirles las impresiones y recomendaciones de parte del equipo docente.

Y después las despedidas, con emoción y con la esperanza de comenzar una nueva etapa en sus vidas.

AEPAE - V Campamento "Generando confianza" - Yo soy
AEPAE - V Campamento "Generando confianza" - Yo soy
AEPAE - V Campamento "Generando confianza" - Yo soy

Como presidente de AEPAE quería mostrar agradecimiento a las personas que han contribuido al desarrollo del campamento. En primer lugar, a mis compañeros y compañeras del equipo docente: Goyo, Verónica, Pacheco, Alba, Antonio y Rubén que, con un compromiso enorme y generoso, aportan valor y generan la atmósfera adecuada para enseñar, acompañar, empoderar y sanar a las niñas, niños y adolescentes que asisten cada año a nuestros campamentos.

A los excelentes profesionales que han impartido los talleres externos, con tanto cariño y empatía: María José Sarrate, Alvaro Funkestein, Cristina López y Nacho Orenes.

A Mario, propietario de la casa rural “El nido de las mariposas”, un alojamiento especial para poder desarrollar el campamento con tranquilidad e intimidad.

A Beatriz, de la Hostería de Fresnedillas, por su atención y amabilidad en prepararnos los menús diarios, sanos y sabrosos -qué ricos los bizcochos caseros-.

A Maxibon, por su apoyo este año en la campaña “no te quedes helado”, que ha ayudado a visibilizar el ciberacoso y a promocionar AEPAE.

Y nuestro especial agradecimiento a Cuétara que, por cuarto año, apadrina el campamento, ayudándonos con los recursos económicos necesarios para el alojamiento, comidas y materiales, sin los cuales no sería posible ayudar a las víctimas severas de acoso escolar. Agradecimiento infinito a su responsabilidad social corporativa

Enrique Pérez-Carrillo de la Cueva
Presidente de AEPAE

Pin It on Pinterest

Ir al contenido