Llegamos al último día de campamento, con la satisfacción de haber contribuido a construir un mundo mejor en el que no se permita el maltrato escolar. Un mundo en el que la diversidad no sea motivo de discriminación.

AEPAE - Campamento "Generando confianza"
AEPAE - Campamento "Generando confianza"

Por la mañana, último entrenamiento de CrossFit, en el que practicamos todos los ejercicios. A la finalización nos tomamos un breve descanso y realizamos un repaso general para el examen final en role playing en el que se enfrentarían a un proceso de acoso verbal y físico. Realizaron un examen extraordinario, que grabamos para mostrárselo a sus familias.

Finalizado el examen tuvieron un tiempo de descanso para hacer las maletas, disfrutar de la piscina y ordenar las habitaciones, antes de la hora de comer. Después de la comida, un rato de relax y descanso hasta que empezaron a llegar las familias para la presentación y la fiesta de despedida.

Una vez acomodados en el salón comedor, explicamos a las familias como había ido el campamento y los sucesos más sobresalientes. Y como no, algunas anécdotas divertidas y otras muy emotivas.

Pasamos a mostrar a las familias los exámenes. Pudimos ver sus caras de asombro al observar en la pantalla con qué seguridad y valentía se defendían. A continuación realizamos la entrega de diplomas. Nuestro maestro de ceremonias fue llamándoles, destacando la cualidad más sobresaliente que habían mostrado en el campamento: valentía, compañerismo, empatía, generosidad… Después decían unas palabras sobre lo que había supuesto la experiencia del campamento. También sus padres y madres tenían que decir unas palabras de apoyo y reconocimiento. Fueron testimonios muy bonitos y emotivos, llenos de sinceridad y agradecimiento. Hay que destacar a Asier, al que no le gustaba hacer deporte en absoluto, cómo se atrevió a hacer un burpee delante de las familias, orgulloso del logro. O Natalia, la mayor del grupo, como expresaba con firmeza y una madurez extraordinaria para una adolescente de 15 años, lo que había supuesto para ella el campamento: un punto de inflexión. La sensación de que podía superarlo y enfrentar los problemas con valentía e ilusión.

Enrique Pérez-Carrillo de la Cueva
Presidente de AEPAE

Pin It on Pinterest