Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Plan Nacional para la Prevención del Acoso Escolar

Información sobre nuestro plan nacional, gráfico de implantación y desarrollo

Plan Nacional para la Prevención del Acoso Escolar

Como punto de partida (de nuestro Plan Nacional para la Prevención del Acoso Escolar) consideramos que es imprescindible medir la incidencia del acoso escolar previa y posteriormente a la intervención en cada centro escolar. De esta manera podremos valorar el resultado de las intervenciones realizadas. Para ello utilizaremos el test TEBAE (Test de Evaluación Breve del Acoso Escolar), con el sistema de medición informatizada que nos aporta la empresa CADA. Una vez realizado el test TEBAE, procederemos a la campaña de sensibilización, realizando en cada aula una charla que ayude a los escolares a identificar el acoso escolar –los elementos que intervienen en el mismo, como se origina y el daño que puede ocasionar en la víctima- y a diferenciarlo de un conflicto puntual entre iguales. Para ello empleamos, además de una breve presentación, unos ejercicios grupales en role playing, para enseñar de forma pro-activa conceptos como la empatía, la inclusión, el respeto a lo diferente, la asertividad y la confianza.

A partir de los 10 años, se amplía esta formación con pautas de prevención y protección ante el ciberacoso.

La segunda etapa es la formación en prevención entre iguales, impartida a dos alumnos por aula seleccionados por su tutor, que ejercerán labores de observación, vigilancia e intervención cuando no se encuentre presente el profesor. No es una mediación entre acosado y acosador, ya que todos los expertos desaconsejan sentar al acosador y al acosado, ya que hay una desigualdad de poder y un acosador que pretende eliminar a la víctima. Es una labor de desactivar la espiral de violencia cuando ésta se produce. Ya que el proceso de acoso suele ocurrir cuando no se encuentra un adulto presente, es una manera de vigilar y romper el apoyo de los observadores o co-autores del acoso.

De forma paralela, se realiza una charla a los padres, sobre pautas de identificación y detección temprana del acoso escolar y estrategias de apoyo y refuerzo a sus hijos.

Al centro escolar se le entrega el protocolo de actuación que hemos realizado como complemento al protocolo oficial, para que se actúe con celeridad en la investigación de cualquier conflicto que se produzca, con especial hincapié en la protección de la víctima. Los protocolos oficiales actuales son orientativos y cada comunidad autónoma tiene un reglamento distinto. Son protocolos que no están funcionando, por lentitud y/o dejación de funciones. A menudo se pretende registrar el acoso de manera burocrática antes que actuar y proteger a la víctima.

Como actividad curricular, se les entrega a cada centro escolar, diversas herramientas didácticas de uso en el aula, como libros de lectura –cuentos en primaria y novelas en secundaria- que abordan el acoso escolar de manera implícita o explícita y que sirven de actividad complementaria en la sensibilización, e incluso videojuegos especializados en la prevención del acoso escolar si el centro escolar tiene la capacidad logística para su aplicación. De esta manera se implementa la prevención de la violencia en las aulas, de la misma manera que se implementa la educación vial, por poner un ejemplo. Esta herramienta sirve de hilo conductor de la intervención y propicia que la formación en prevención de la violencia en el centro escolar se mantenga presente durante todo el curso académico.

Como ayuda y apoyo a las víctimas de acoso escolar para favorecer su recuperación, los alumnos que considere cada centro escolar, asistirán al curso de atención integral a las víctimas. Son unos cursos pioneros en Europa, innovadores en su concepción y con un sistema demostrado y testado por profesionales desde un ambiente multidisciplinar, con tres áreas transversales y complementarias: psico-asertividad, teatro corporal y autoprotección. Llevamos impartiendo estos cursos 10 años, a más de 3.000 niños y adolescentes, con unos resultados extraordinarios. Realizamos un seguimiento a las víctimas al mes, a los tres y a los seis meses, tras finalizar este curso.

Tanto es así, que la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid, nos pidió en el año 2012, que los alumnos psicólogos del Máster en Victimología, pudiesen hacer prácticas con nosotros, bajo un convenio de colaboración entre ambas entidades. Este método de trabajo, ya fue incluido en el libro “Terror en las aulas –como abordar el acoso escolar o bullying-“, del que somos co-autores, publicado por la editorial Altaria y presentado en el colegio de psicólogos de Madrid en Febrero de 2012.

Con los acosadores, además de proponer una sanción educativa, más que punitiva, realizamos tres sesiones de reeducación, centradas en la empatía, el respeto a la diferencia y el respeto a las normas.

Poco antes de la finalización del curso académico, volvemos a pasar el test TEBAE, para comprobar de manera científica la evolución del acoso escolar tras las intervenciones realizadas desde el Plan Nacional.

Pin It on Pinterest