SINOPSIS:

Jadin, es un adolescente gay de 13 años en una ciudad pequeña y rural de Oregón. Joe Bell es su padre y, debido a los episodios de acoso escolar que sufre su hijo por su condición, decide recorrer EEUU a pie hasta llegar a Nueva York, hablando con cualquiera que tenga interés en escuchar su mensaje: colegios, grupos de apoyo, bares, parroquias, centros sociales, etc…

Cine sobre acoso escolar: «Joe Bell»

Sobre el acoso escolar (contiene partes relevantes de la película):

La película está basada en hechos reales, pero poco conocidos a nivel internacional, por lo que recomiendo no leer nada acerca del caso antes de verla, ni seguir leyendo esta crítica, puesto que la trama ofrece algunos momentos muy intensos a nivel dramático que perderían su potencia. Va mezclando diferentes momentos en una trama interesante, directa y sincera, que saca a relucir un muy buen trabajo actoral colectivo.

El hilo conductor es el acoso escolar o bullying que sufre un adolescente agradable, familiar y buen amigo de varios compañeros (sobre todo compañeras) del instituto. Un chaval que se declara homosexual y que pretende ser él mismo, hacer una vida normal, formar parte del equipo de animadores del equipo local, enamorarse, tener planes en familia y vivir. Pero sus anhelos se ven minados por otros compañeros del instituto, que consideran que no merece esa vida normal y tranquila que todos deberíamos disfrutar. La película describe varias situaciones de acoso escolar, como el menosprecio, el abuso, los ataques físicos, las burlas y hasta el peligro intrínseco al encontrarse una serpiente dentro de su taquilla.

Jadin, que así se llama, considera que puede superar lo que está viviendo, con un apoyo familiar que espera, pero que no llega en la forma que él considera necesaria. Sus padres le quieren, pero Joe -su padre- no le comprende, lo intenta, pero no lo consigue. Su madre es más comprensiva, y su hermano pequeño también le apoya, así como algunas amigas. Pero la tensión va en aumento hacia un desenlace traumático.

A partir de ese momento Joe inicia un viaje catártico a nivel físico -recorriendo Estados Unidos a pie-, a nivel psicológico -tratando de comprender lo que ha pasado- y a nivel emocional -buscando la reconciliación con su hijo, a través de su remordimiento-.

Mención aparte, y relacionado con el acoso escolar es el entorno local, insensible en la superficie, pero hostil en lo relevante. Los adultos del entorno de Jadin y su familia no le ayudan; muestran indiferencia -en la escena del ensayo en la casa- y asco -en la escena del partido-, o bien se desentienden de su labor con la comunidad, como la directora del colegio. La película refleja muy bien cómo el entorno puede llegar a condicionar, hasta el punto de hacer fracasar, la superación del acoso escolar. Ese entorno le obliga a superar obstáculos por los que no pasan sus compañeros, como tener que ocultar el amor (en las escenas con el jugador) o verse abandonado (en la escena de la amiga que va en el coche con su madre y no atiende a su súplica desesperada).

También me gustaría destacar el papel del sheriff que se encuentra con Joe, y cómo entre ambos padres se ayuda mutuamente con sus experiencias. Esa parte de la película nos enseña que todos debemos plantearnos cómo tratamos a los demás: ¿los prejuzgamos? ¿los aceptamos como son? ¿nos ponemos en sus zapatos? Y, aún más importante, cómo transmitimos nuestros valores a nuestros hijos para que respeten a sus compañeros, para que al menos no hagan sus vidas más difíciles.

Rubén Gil Uceda
Área de Autodefensa de AEPAE

Pin It on Pinterest

Ir al contenido